SOMOS PACHAMAMA

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

En las culturas aborígenes de los Incas, Yungas, Mochica Chimu existía el Servinacuy (una especie de etapa prematrimonial) para el encuentro de la pareja en su comprensión, disfrute sexual y con libertad de regresar a sus hogares cuando no funcionaba la pareja y ella se encargaba de los hijos si fallaba el método Ritmo Ogino k. o de las hierbas para del control natal.

El placer sexual y erotismo era la pauta ancestral, a las hijas de la Pachamama se les rendía culto, en conexión sagrada con el riego de las lluvias y ríos, un panteísmo erótico y la libertad sexual en ambos era estimulada y si se encontraban con la homosexualidad, eran percibidos como seres sagrados y llamados al servicio del Inca, del Inti (dios sol). La invasión colonialista con su visión monoteísta percibe esas conductas como vicios y perversiones e impone castigos y muerte porque supuestamente satán poseía los cuerpos del mal (Crónicas de Indias)

En estos tiempos del Yin yang, Animus Anima, de la psiconeuroinmunología, química cerebral, endocrina y otras ciencias conductuales, la Mujer sigue siendo percibida como el engendro del mal, brujas, la ‘tentación’ del pobre hombre, del machista o poeta trovador de boleros, rancheras que le cantan a la ‘diabla’ y así algunos exorcizan sus ganas de matarlas y otros cazadores de mujeres las sacrifican cumpliendo el desgarrador vaticinio de la posesión ‘’mía o te destruyo’’ que terrible, terror ¡terribilis!, terrorismo instado desde la psiquis individual y colectiva del poder supremo de un sistema patriarcal que nos está asesinando cada minuto y sus aliados los medios impresos y audiovisuales fomentan el amor falso de paz y amor a la Mujer en ‘’su día especial’’ y los 364 con sus nanosegundos somos barridas y bombardeadas del planeta y aquí no hay color, raza, credo, ideología, clase, porque todas estamos siendo atacadas y solo es cuestión de tiempo nuestra desaparición en manos del poder machista. Nosotras las Sobrevivientes, las abuelas, hijas, primas, sobrinas, nietas y hermanas vivas, estamos reflexionando y tomando acciones en torno a la violencia de género que nos está matando más que este nuevo virus porque no hay Mujer que no haya vivido o conozca anécdotas de sus seres conocidos vivencias violentas. Será que por eso muchas no quieren parir y otras prefieren un niño…y las que tuvimos niñas, ¿qué hacemos? Aquí no hay sentimientos de culpa ni victimizaciones, nos queda batallar por la Vida y Cambiar el sistema patriarcal neoliberal, narcisista y machista y no digo por el matriarcado que ya lo vivimos, la poliandria o el matrimonio sindiásmico u otras formas, pero esta ‘matazón’ (como dicen las lideresas Zapatistas) no puede continuar…

Las mujeres siempre hemos luchado y creado en todos los campos y avances del mundo, que ahora están ‘floreciendo’ siendo conocidas por los medios e investigaciones de hombres sensibles y mujeres. Desde las cavernas, nuestra madre ancestral cazaba con él, era en familias con niños y niñas y no esperaba ser alimentada como nos la pintan, ‘la paria’ Flora Tristán (7-4-1803 al 14-11-1844) quien sobrevivió a los balazos del marido y no se podía divorciar porque no existía ese derecho, fue escritora, feminista, obrera y socialista, ‘la virgen Roja’ Louise Michel(1830-1905) poeta, militante con su batallón de mujeres contra el gobierno imperial de Napoleón III. En la colina de Montmartre en la Comuna de París es la Comandanta de Mujeres desde el 18 de marzo al 28 de mayo de 1871, con su sueño de bandera negra anarquista, y eso sin nombrar las Troperas revolucionarias de América y las Avanzadoras de 1810 con la Comandanta Juana Ramírez,  la Avanzadora de Maturín Monagas de la República Bolivariana de Venezuela con su Batería de Mujeres que hizo tragar polvo al español capitán Monteverde, comandados por Carrasquel, Piar y Azcue… con las tropas libertadoras a la América del Sur.

La ONU en 1975 establece el 8 de marzo el día internacional de la mujer ante eventos de injusticia social y muertes por ‘’incendios´’

En las fábricas textiles por reclamos laborales y sus patrones cierran las puertas desde la entrada al trabajo y salida que en este caso del 8-31875 murieron carbonizadas las 123 mujeres y esto dio origen a que se creara el primer Sindicato de mujeres en Nueva York. Así mismo se suscitaron más incendios y muertes reportados de las fábricas textiles en marzo de 1908, 1911. En la conferencia internacional de la Mujer Trabajadora en 1910 en Copenhague Dinamarca a instancias de Clara Zetkin, Rosa Luxemburgo y un centenar de mujeres de 17 países, aprobaron conmemorar en marzo y en la Unión Soviética, la bolchevique, feminista y luchadora Alexandra kollontai consigue el voto femenino, legalidad del aborto y el divorcio declarando el 8 de marzo día de la Mujer Trabajadora.

A partir del incendio de la fábrica textil Triangle el 25 de marzo de 1911 se crea el Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras Textiles, y en las Artes la escritora sorda y ciega Hellen keller lucha por el voto femenino, Margaret Sanger por el control de la natalidad, Virginia Wolf con las dificultades de ser mujer escritora ‘’nunca tuve una habitación propia’’ en 1923, Coco Chanel crea por vez primera los pantalones y así seguimos incansables, alborotando todo en función de la vitalidad y felicidad porque, donde haya una mujer la naturaleza florece al compartir, damos amor y creamos solidaridad transformando en beneficio comunitario…

Entonces no es de extrañar, que seamos enemigas del sistema patriarcal y ya no les servimos por la sobrepoblación de manos, vidas esclavizadas (según sus paradigmas productivos y modelos de ciudades). Somos percibidas como concubinas, paridoras y la tecnología nos estará suplantando, quizás con úteros artificiales o robots trabajadores, cama adentro, sin sentimientos, todo a una homogenización con visión unipolar. Realmente en las relaciones e interacciones humanas casi siempre salimos trasquiladas, salvo que nos convirtamos en mujeres machos y pensemos como sus jefes y seamos las cancerberas por excelencia del sistema, están infiltradas en los movimientos sociales y nada es casual con las muertes de lideresas y ecologistas y ¡terribilis! cuando habitan en el ´dulce hogar´ y permiten vejaciones intramuros o los realiza en comandita, así pues, en este sistema capitalista somos desechables, que no valemos nada, porque nadie se preocupa y quizás algunos familiares cuando desaparecemos, nos busquen pero siempre se las culpabilizan de ‘‘rara, extraña, loca, problemática, muy alegre, bipolar, mala madre,….’’

Las mujeres contestarias, reflexivas somos percibidas como las brujas, diablas, cuaimas y más adjetivos innombrables ¿será porque nos tienen miedo y les ha resultado desaparecernos? todos los días, en menos de un minuto nos asesinan y ¿será para agotarnos y no tengamos tiempo de llorar a nuestras hermanas? Pero, Nosotras las Mujeres pensantes y amorosas cual acero, endurecidas ‘’sin perder la ternura’’ no descansamos y trabajamos desde cualquier punto para honrarlas, en sus gestas y agradecemos a las mujeres campesinas, indígenas, revolucionarias, artistas, obreras… a resistir dentro del sistema fagocitario que se está horadando ante tanta crueldad visible y deberían recordar que Nosotras, también Somos Humanas, no desalmadas y los hemos parido. Todos los días y más son de quehaceres y asombros ante la vida. Estamos de acuerdo con la bella carta de las Comandantas Zapatistas que me envío el poeta periodista Cristóbal Alva, ante la invitación del colectivo las ‘’Brujas del Mar‘’ de México profundo, indígena, violento, al declarase en Paro Nacional el nueve de marzo, desapareciendo, ’’invisibles , sordas y mudas’’ a las ordenes patronales de producción. Estamos en este mes maravilloso y reflexionamos en que todo o casi todo deberíamos cambiar, desde Nosotras mismas para que el cambio externo sea menos arduo y así pues, comenzando por  la declaración de la ONU, porque no se entiende que hable de paz internacional, de igualdad con el hombre, cuando la pandemia machista nos amenaza con extinguirnos, pero ‘’mis manos, ojos, cuerpos y memoria renacen en cada gota de agua, en arcoíris de tu mirar para ser parte de cada una de tus células y recuerdo ancestral de mis crías’’