Tres Escritores a destiempo

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Julio Cortazar, Oswaldo Trejo y Nómar Oporte quienes competían en delgadez y fumar; los veía(a los últimos) al salir de la rue de la puñalé en Sabana Grande, allá por los años 80, de las luchas en la U.C.V. y marchas por Caracas y nos concentrábamos en la tierra de nadie armando estrategias ya sea pintando pancartas o recitando y cantando para luego ir a las tascar y retornar a la ucv a contemplar amaneceres, no es lo que se hizo creer de la década perdida o boba, dicho por el rector Chirinos .  Nómar me presentó a su profe Trejo que le había dado un taller de creación literaria del celarg,  y este ser etéreo , afantasmado como sus personajes, ligero e inquisitivo y mercurial se autoagitaba (como dice Nómar) y al estar quieto lo sentía como un ángel caído de un mirar sin tiempo; Trejo en el texto Andén Lejano (1968), maneja sin personajes y sin tiempo una especie de voz, se habla a sí mismo” Escuchar a Ecce homo de quien ahora todo llega a la manera de una reconciliación contigo que apenas heredaste los silencios, esos silencios de los que a veces se te escapan algunas palabras reclamadas por la necesidad de comunicación…

¿Cuándo el desamor nos inunda de recuerdos sería posible hacer un click  y ser otra? Porque las palabras del celular van a la papelera o una cura de sueño especie de lavado mental a veces ayuda pero los escritores sentimos que las palabras no nos bastan ni dicen o significan las cosas porque mas bien las tacha y reduce; será que éllas existen por si solas y nos utilizan? O el silencio nos habla? Las carnes y órganos emiten sonidos como el cuerpo quieto, extasiado o la boca sellada al último adiós y los ojos cerrados con sus imágenes no puede hablar a pesar suyo alguna emanación fluye en voces desconocidas.  Nómar de pies ligeros trata de dislocar el lenguaje, juegos sintácticos

en el cuento Click en Notas para UNA trata de reflexionar sobre el movimiento y el tiempo, en una especie de monólogo: Tendríamos que retrotraernos subir UNA  a la girándola o por ejemplo al Calvario y desde el mirador que da a la ciudad cómo todo es estático y solo moviente si a nuestra voluntad nos sumergimos en ella y aumentamos su

parafernalia partiendo del hecho encumbrado que tu obstinancia desea mantener para bien del futuro que desconozco.

El cumpleañero Cortazar, gigante alado, tocayo del signo virgo de Nómar , trajina cual Trejo trata tirando a sus personajes haciéndoles decir : En general me distraigo del vacío escribiendo lo que deseo perpetuable, no sé de otra acción ni de otra integración.  Sospecho que soy (que tantos somos) la conciencia culpable del vacío,el étonnement de la nada. O que creo el vacío, lo voy generando en torno de mí

(y es un vacío tonto e inane que sólo vale para mí)

A vuelo de guachara en estas vacaciones los textos resuenan y se imponen  y se intertextualizan en el destiempo de seres idos siendo el mas reconocido Cortázar por el famoso boom latino que tanta roncha le sacaba y quien no recuerda Rayuela, su gesta revolucionarias y ejemplo para los chicos

Y los pocos conocidos nuestros escritores venezolanos como Oswaldo Trejo con su libro lúdico de la Metástasis del verbo y Nómar con sus Notas para UNA y sus libros inéditos trajino sin descanso, en Caracas y Monagas , siendo conocido como el Hombre de la cultura.s