Pertenezo

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Pertenezco

al punto más árido del planeta

a esa fiebre de arenales óseos

Atacama

donde se conjugan desentierros

y las carnes secas nos hablan

Acaricio falanges

cuerdas de huesecillos

vértebras brillantes

silencian olas

al escarbar mis latidos

Quizás esta misma pachamama

nos muela

en el batán de la indiferencia

La casa arde

y la luz de la embriaguez

nos iguala