Incertezas

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Mi mirada de perfil acusa fallas visibles: de noche al acostarme, ve almohada doble, aunque suelo dormir solo.

En la mañana, al levantarme, observa dos figuras en el espejo, yo y quien se cepilla mis dientes conmigo al lado.

Al almuerzo, en cambio, a mi izquierda ubica a una mujer delgada, cuando me acompaña una gorda a mi derecha.

En las tardes, a la hora de merendar, suele ocurrir que se explaye mirando a izquierda y derecha sendas damas, pero loncho solitario.

Ya no sé cómo acondicionar mi perfil para que normalice su forma de mirar.

Apenas vea al oftalmólogo, deberé consultarle tal anomalía.