Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Amanecer leyendo poesía nos comunica con los espacios celestiales y nuestro ser se eleva a crear con las palabras nuevas situaciones y así nació en plenitud el hambre de Abrazos, del contacto corporal de cuerpos, de pechos, tórax latiendo con un corazón vivo y enamorado.  Somos criaturas de contacto y gestualidad y ese primer contacto a los brazos de mamá al alumbrarnos nos marcaran para siempre, siendo una impronta eterna al frío expuesto para toda la vida, sin retorno posible.

Abrazar, abrazarnos, abrirnos al abracadabra corporal, psíquico y energético de nuestras capas, costras enmohecidas y salitrosas del alma.  Porque el alma y espíritu de una gran mayoría está oxidada, que tristeza causa que solo en los cumpleaños y navidades se nos abracen y que impotencia al abrazar a seres que nos agredieron y causaron las muertes psíquicas, pero es tan saludable y benéfico como el agua, fuente vital de las células y misterio sonoro al aqua que nos habita. ¿Alguna vez se han preguntado qué sintieron cuándo se enamoraron por primera vez? Muchas respondieron de sentir mariposas en el vientre, veloz ascensor en el estómago, mudez, malestar emocional sin agregar la palidez o encendido el rostro, y si era correspondido solo bastaba un abrazo o roce para comulgar con las nubes, viajar con los planetas y darle vueltas a la luna.

Abrazar, el Abrazo en familia, es un día festivo en los países y saben que debería ser obligatorio en las sociedades, decretar el Abrazo diario y no estoy hablando del saludo sino a todos los seres con quienes nos tropezamos en el fluir de nuestras vidas.  ¿cuántos suicidios evitaríamos al abrazarnos como las adicciones y enfermedades mentales? La risa y el abrazo están conectados con el sistema límbico y el sistema inmunológico, y cuando nos abrazamos y sonreímos o nos carcajeamos liberamos dopaminas y bajamos la ansiedad y stress aliado del cortisol y la adrenalina.

Las vibraciones acuíferas que nos conforman cual saltarinas olas de arco iris nos desbordan contagiando de gripes alegres y amorosas.  Muchos jóvenes temen el contacto por múltiples causas de crianza y creencias condicionadas por las costumbres de los pueblos y países, tan disímiles en pautas de conducta para las niñas y niños.  Es preocupante el aumento de la tasa de suicidios en el mundo y en especial de niños y adolescentes, decía que las pautas higiénicas exageradas, de contaminación están creando seres solitarios y mujeres profesionales aisladas en su departamento, casi sin contacto de humanos y menos mascotas, se está desatando una paranoia, de consumo a lo que ‘huela a limpio’ y compulsión  de productos anti germicidas y ese famoso gel de manos y rostro que se usa para darle un saludo o más de lejos una mueca de sonrisa huidiza.  Las terapias en las cárceles de la India implementaron hace décadas la risa forzada, que parte de la terapia del espejo para la autobservación y en las Artes, decía que también al fijar el rostro en el espejo y se hace muecas, y se genera risa es super efectivo porque estamos condicionados a que nos hagan reír o ver o vivir situaciones jocosas. Es una

concatenación que se desarrolla, una ‘cadena de favores’ para automotivarse y salir con las pilas energizadas. En las ¿s cárceles de la India es un ejercicio comunitario con un instructor que comienza riendo y sube poco a poco y los reos les siguen en sus imitaciones, ’cadenas de favores’ hasta reír sonoramente cual bramido de elefante  y esto ayuda a soltar agresiones e instalar el eutress psicológico y disminuir distress emocional.  Ese autogenerarse lo que decimos coloquialmente la buena vibra o pensamiento positivo pero esto parte de la respiración, voz y organismo sintiendo el aire y cuerpo al unísino.

Dejemos de autosabotearnos con el cuento de no tener tiempo, ni para uno mismo y quitar sumas a cuadros de paranoia y miedos a la convivencia de tan hermosa humanidad que somos al recibir los primeros abrazos de recién nacido, y necesitamos abrazar y ser abrazados como al agua para seguir vibrando o manando de poesía diaria, continua cada uno de nosotros, nosotras.

Estamos a tiempo de rescatarnos y abrázate y ríe viendo tu imagen en el espejo siquiera tres veces al día como mínimo y en las calles saluda sin temor aunque no te respondan y luego abraza poco a poco  sin tener que esperar los cumpleaños ni navidad u otra manera agradable de valorarnos es leer poesía de Amor irisdicente entre los seres vivos y no hay justificativos y les van de regalos, las canciones Abracadabra, Ábrance los cielos, Abrázame de Juan Fernández y Abrázame muy fuerte del divo Juan Gabriel, cuando alborotado susurraba abrázame muy fuerte, muy fuerte, muy fuerte que nunca, siempre abrázame. Abrázame que el tiempo pasa y no se detiene y no perdona.  Abrázame muy fuerte amor.  Abránzance todos muy fuertes.

Abrázame muy fuerte, muy fuerte, muy fuerte que nunca del divo Juan Gabriel